TrailRun Nº31

TrailRun Nº31

JULIO 2018

ESTÁIS AHÍ

Han sido meses muy duros e intensos de trabajo estos últimos. Cua- tro números de Trail Run seguidos en la calle de forma ininterrum- pida, mes a mes, para intentar llevaros lo mejor de este nuestro mundo de las carreras de montaña.

Colaboradores y compañeros han vivido sesiones de ultradistancia, nuestra meta, el orgullo que nos da el saber que estáis ahí y que valoráis el esfuerzo y la calidad de nuestro trabajo.
Este número estival, sí, parece que el verano ya está mostrando sus primeros y tímidos, perezosos apuntes, es doble, lo que supone que cuando volvamos a encontrarnos por estás páginas, se habrán pasa- do algunas de las citas más esperadas de la temporada deportiva. No paramos de viajar, de investigar, de estudiar y de hacer amigos para que nos regalen sus experiencia, nos emocionen con sus viven- cias, nos trasmitan sus conocimientos. Atentos en este número al especial de seguridad, mucho que decir en este apartado y por eso nos hemos acercado a personas que tienen mucho que aportar y enseñar. Viajamos hasta el Paraíso perdido en el medio del Océano Atlántico para participar en la Ultra Skymarathon de Madeira, una

prueba sin lugar a dudas llamada a estar entre las más grandes a nivel mundial. Después montamos la tienda en el campamento de Riaño para mostraros algunos de los lugares más bonitos de las montañas de León y Palencia, espectaculares vistas desde lo más alto del Espigüete, inolvidable la arista del Gilbo y, lo mejor, la convivencia con todos los participantes, corredores, corredoras y la organización de la Riaño Trail Run.

El sol empieza a calentar y en este verano queremos ver como todos prestáis más atención al cuidado de vuestra piel, por eso os damos algunas recomendaciones para que no os queméis. Todo esto y mucho más estáis a punto de descubrir en este nuevo número de Trail Run, mientras, nos iremos unos días de vacaciones y seguro que coincidimos con vosotros por esas montañas que amamos y sin las que nos resulta imposible vivir. Sabemos que estáis ahí. Gracias.

José Antonio de Pablo “Depa”