Matarraña. La oferta total

Matarraña. José Miguel Muñoz Egea©

COMPARTIR

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

¿Qué tendrá el Matarraña para que mi amigo Santi insista tanto en que tenemos que buscar una semana para conocer bien aquello que nos va a encantar?

Santi Santamaría es un tipo que vive la vida en clave gourmet, todo lo que hace, lo que organiza o en lo que ocupa sus días y su tiempo, está estampado con el sello “calidad superior”. Otra cosa que le caracteriza es que le gusta compartirlo con los amigos, así que cuando empezó a venderme, hace ya casi dos años, el destino del Matarraña con semejante entusiasmo, decidí que no deberíamos perdérnoslo. La situación vivida durante el 2020 hizo que retrasáramos nuestra visita hasta estos primeros días del verano 2021, pero bueno, si lo hicieron con los JJOO, cómo no lo íbamos a hacer nosotros.

La espera ha merecido la pena ya que hemos ido madurando las ganas siguiendo las fases de fermentación preceptivas hasta que el producto conseguido ha sido redondo y nos ha dejado un gusto en boca exquisito.

Podría seguir utilizando símiles gastronómicos y enoculturales pero iba a resultar demasiado evidente ya que uno de los pilares fundamentales de nuestro periplo por esta comarca del Matarraña ha sido el comer y beber bien. Y cuando digo lo de comer y beber bien no me refiero únicamente a la calidad de los productos y de la materia prima que hemos disfrutado y degustado, productos de proximidad, kilómetro cero o incluso recuperando variedades de legumbres autóctonas olvidadas por el paso del tiempo (como los fesols de Beceite) y por el peso de la productividad. Garnacha y garnacha peluda son las reinas en las variedades de uva de la tierra. Los aceites, puros zumos de las empeltre o aberquina, aceitunas propias de la Comarca. ¿Qué más podemos pedir?

El subtítulo de “oferta total” no ha sido por capricho ni tampoco una licencia literaria o una frase hecha sino es el marchamo con el que se puede certificar lo que ofrece el Matarraña a cualquiera de los que nos acercamos por allí con ganas de aprovechar estos días tan largos de comienzos de verano. Hemos tenido tiempo para todo lo que se nos ha brindado, quizá a costa de quitarnos horas de sueño pero visto el recuerdo que nos llevamos, bien invertidos han sido esos madrugones.

La primera toma de contacto con el territorio fue, no podría ser de otra forma, a golpe de zapatilla y bien acompañado con algunos amigos del Matarraña Team, Carlos, Marina, Elena y David, senderos técnicos y amplias pistas para dar la vuelta a las Rocas del Masmut, 12 kilómetros con casi 400 metros de desnivel positivo con unas vistas espectaculares a una zona muy característica de la comarca con esas formaciones calcáreas de tono rojizo que se pueden distinguir y localizar fácilmente desde diferentes zonas. Esta es una de las cuatro rutas incluidas en el proyecto Peñarroya 1300

Matarraña. La Oferta Total 1 | Deparunner | Speaker
José Miguel Muñoz Egea©

El territorio trail del Matarraña es de lo más rico y variado, con el paso del GR8 por la zona de Peñarroya de Tastavins junto a la Ermita de la Mare de Déu de la Font. Ascendiendo hasta las zonas más altas de la Comarca para disfrutar del plano aéreo desde la Ermita de Sant Miquel d’Espinalvar y continuar con un descenso divertido y disfrutón hasta la garganta del río Pena que nos lleva hasta el embalse del mismo nombre, ideal para la práctica de actividades acuáticas, tan atractivas y sencillas que hasta un hombre de tierras adentro como yo, tuvo la oportunidad de hacer sus primeros flirteos con el padle surf o el kayak.

La canícula de las tardes del mes de julio son duras para la práctica de deportes al aire libre, bajo el sol, pero siempre nos quedan las visitas turísticas, manos a los bolsillos y a pasear por los cascos históricos de algunos de los pueblos más bonitos y con mayor historia de la provincia de Teruel, como Cretas, Calaceite, La Fresneda, Valderrobles o dejar volar la mente miles de años atrás entre los restos de los asentamientos íberos y sus túmulos en San Antoni y el Tossal Redó, Els Castellans, Mazaleón

Matarraña. La Oferta Total 2 | Deparunner | Speaker
José Miguel Muñoz Egea©

Tras el descanso reparador de una buena cama y un desayuno con ricas viandas, de nuevo manos a la obra y en este caso, pies a los pedales ya que por delante nos esperaba un día entero de ciclismo de carretera atravesando los términos de cada uno de los 18 pueblos que forman esta sorprendente Comarca. Partiendo desde Beceite en dirección a Valderrobres (municipio de mayor población y capital de la Comarca) fuimos deleitándonos por carreteras con buen firme y excelentes vistas, sin apenas presencia de vehículos a motor. Arens de Lledó y Lledó, Valjunquera, La Portellada, Ráfales, Monroyo (y su puerto) Torre de Arcas, Valdetormo o Fórnoles, el pueblo más pequeño de toda la zona con tan solo 74 vecinos censados en 2020. Por hoy he tenido bastante…

La vida contemplativa tiene hueco también en nuestra agenda, aunque a veces parezca que no hay tiempo para detenerse y contemplar el paisaje o conversar con las personas de la tierra. Y tras días de mucho conviene aminorar la marcha. Antes de que sea necesario tirar de freno de mano, es mejor bajar el ritmo y darse un paseo, por ejemplo, por la Ruta del Parrizal, unas pasarelas perfectamente habilitadas y cuidadas que nos facilitan el acceso al fondo del barranco esculpido con el paso de los años por el río Matarraña sobre las paredes calcáreas de las peñas que lo abrazan a su paso por Beceite. El acceso es restringido y hablando con el guarda del parking nos dice que ahora, en estas fechas veraniegas, hay que andarse rápido ya que el cupo se completa cada día y la verdad es que nos hubiera sabido muy mal no haber tenido la oportunidad de refrescar cuerpo y alma con este paseo.

Matarraña. La Oferta Total 3 | Deparunner | Speaker
José Miguel Muñoz Egea©

Para la última jornada hemos dejado la parte más aventurera del periplo: vía ferrata en Fuentespalda con Sergi de Les Roques Natura. La seguridad por encima de todo en actividades de este tipo y la paz y confianza en lo que estamos haciendo son básicas. Se trata de un paseo y así nos lo tomamos. Pero… ¿Qué es ese ruido? Estamos en medio del monte, colgados en la pared a más de 20 metros de altura sobre el suelo, y nos acaban de pasar volando por encima de nuestros cascos, dos bólidos humanos… Es la tirolina de Fuentespalda, una de las más largas del mundo, 2 kilómetros de descenso hasta alcanzar los 120km/h sobrevolando el territorio, esto sí que es “a vista de pájaro”. Adrenalina en estado puro. ¡Yo también quiero! 

Las bicicletas son para el verano y aunque ya habíamos tenido la oportunidad de comprobar las bondades para el ciclismo en ruta que nos brinda la Comarca, queríamos dejar para el postre uno de los atractivos turísticos y de ocio deportivo más potentes que nos brinda la zona: la Vía Verde ciclista. El recorrido completo consta de 135 kilómetros que finalizan en Tortosa, a nivel del mar. A pesar de disfrutar de la Vía en bicicletas eléctricas, no estábamos para el recorrido completo y eso que se trata de una actividad más que asequible para toda la familia, sin ninguna zona técnica y perfectamente señalizada cada kilómetro, cada cruce, cada población. Matarraña Aventura y Wild Trail Matarraña, Javi y Sergi, nos guiaron en el tramo entre Valdealgorfa y Torre del Compte, casi 20 kilómetros, más que suficiente para dejar en nosotros la semilla bien plantada para volver, esta vez ya, a hacerla entera.

Llega el momento de la despedida pero no creo que sea por mucho tiempo, nos quedamos con ganas de volver, nos quedamos con ganas de otoño en Matarraña así que… ¡Nos vemos!